Se denomina obsolescencia programada u obsolescencia planificada a la determinación, planificación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio de modo que este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible tras un período de tiempo calculado de antemano, por el fabricante o empresa de servicios, durante la fase de diseño de dicho producto o servicio.

Vivimos en una sociedad en la que se nos ha impuesto la cultura de comprar, tirar, comprar; todo lo que se fabrica incluye una fecha de caducidad impuesta por el fabricante, lo que convierte en inservibles nuestros objetos al cabo de un tiempo, haciendo imprescindible su sustitución por algo nuevo, “mejor”.

TVE emitió Comprar, tirar, comprar, documental sobre caducidad programada
Desde los años 20 se fabrican productos para que tengan una duración limitada

Documentación:

La obsolescencia programada

La obsolescencia programada, así funciona el modelo del derroche

¿Obsolescencia programada o consumidores caprichosos?