En una entrevista el físico teórico Michio Kaku plantea que la escuela es la verdadera causante de la falta de vocaciones científicas. ¿La razón? Se prima la memoria sobre otras habilidades.