A la hora de corregir un examen puede que no se tengan en cuenta todas las respuestas.