Alguien que tiene malas intenciones hacia uno puede ocasionar su caida. Algunos lo hacen por prejuicios o porque no les cae bien. La verdadera manera de vencerlos es florecer y prosperar.